¿quiénes somos?

Mi nombre es Ivannia Villalta Valladares soy una soñadora, de formación docente de Educación Especial y gracias a mis genes maternos soy diseñadora.

 

Durante mi vida he tenido la gran bendición de conocer personas maravillosas, estudiantes que con alguna discapacidad ya sea leve o severa siempre muestran su positivismo y agradecimiento con la vida, con madres o familiares que me han hecho parte de sus vidas, he visto el amor y la entrega en cada una de estas familias, con un corazón inmenso lleno de amor y bondad.

WhatsApp Image 2018-04-15 at 7.52.23 PM.

Tengo una enorme familia con unos padres ejemplares Viria y Vicente, donde siempre me inculcaron la responsabilidad y el carácter, con 6 hermanos particulares, con una dinámica familiar bullisiosa y con pleitos de niños, estas peleas casi siempre encabezadas por mi, en contra de mis hermanos. Con tardes jugando bate con mis primas o bailando “El Disco rojo” con mís tías, (Chis y Lumi), con pasos de baile donde ellas son las reinas de la pista, aún hoy día escuchamos la canción y no hay ninguna prima que se quede sentada, nos levantamos por inercia.

En mis primeros años tuve la gran dicha de convivir con cuatro adultos mayores, realmente especiales Milita, Sole, Min y Nandy, que sin saberlo dejaron una gran huella en mi, la hospitalidad y el amor.

Tuve la bendición de tener a mis cuatro abuelos, de los cuales solo tengo hermosos recuerdos. Como los rezos del niño que organizábamos donde mi abuela Flora con mis muchas primas y primos, donde siempre tenía algo delicioso que aportar en cualquier época del año. Mi abuelo Miguel siempre cantando “…de colores, de colores se visten los campos en la primavera”, siempre alegre y pícaro hasta el último día, para la primera navidad de mi hija y la última suya, le mando a comprar una muñeca de trapo, en su honor se llama MIguelita y siempre que la veo, siento que aquí esta, la conservo con mucho cariño.

MI abuelo Manuel siempre tranquilo y su característico saludo “diay mita”, con su movimiento de Parkinson me tomaba del hombro y me daba un besote en la mejilla, lo recuerdo fumando y poniendo las cenizas en su mano, a todas las personas que pasaban las saludaba “adios amigo”, le encantaba tocar guitarra y cantar, sin saber mucho del tema.

MI abuela Carmen hoy día es la que aún esta con nosotros, hace poco cumplió 96 añotes, alegre, pícara, coqueta y con unas salidas, que no tiene comparación. Una mujer empoderada y con pensamientos adelantados para su época, trabajadora incansable, siempre le gusto la costura y diseñaba, creo que de ella herede esta habilidad y otras.

Siempre estuve rodeada de adultos mayores y me enamore de ellos, cuando tuve mi familia política estuve cerca de una señora adorable, con un amor y mucha habilidad con las plantas, con una dulzura para tratar a las personas, siempre hablo maravillas de su familia, MiMi como todos le decíamos fue parte fundamental en la vida de mi marido y a mi me dio el impulso de mi vida. En su último año con nosotros, estuvo muy enferma, mi suegra y mi cuñada  la cuidaban, se observaba el cansancio en sus rostros, por lo difícil y duro que resultaba realizar un cambio de ropa.

Siempre que yo la visitaba pensaba que debía existir una forma más fácil de realizar los cambios de ropa, investigue pero no encontré nada que se adaptara a su necesidad. En el mes de diciembre mi suegra me dice que MiMi desea que yo le confeccione un Hábito de la Virgen del Carmen para ponérselo el día que nos deje, en ese momento sentí mucha tristeza y alegría, por darme esa misión, recuerdo que le dije a mi suegra el sábado voy a comprar la tela y tomo medidas para tenerlo listo lo antes posible. Ese sábado en la madrugada nos llamaron para darnos la triste noticia de su fallecimiento, recuerdo que lloré mucho porque ya no estaba, pero además con un gran dolor en el corazón ya que no me dio tiempo de cumplirle su voluntad, siempre que recuerdo esto salen lagrimas, porque realmente quería hacerlo.

Después de ese duro momento empecé investigar en prendas de vestir para personas encamadas y note que no había nada. Realicé varios dibujos que era lo que yo quería hacer, lo pensé y lo pensé, durante mucho tiempo le di vuelta y vuelta, un día una muy querida amiga me envió un link de un curso de Mujeres Emprendedoras del TEC,  decidí matricularme y fue en este momento donde inició esta hermosa historia…